fbpx
diferencias coolsculpting y liposuccion

Diferencias entre Coolsculpting y la liposucción

Cuando llevar una vida sana con una alimentación equilibrada y una rutina de deporte no es suficiente para sentirte bien con tu cuerpo y eliminar esa grasa no deseada, recurrir a tratamientos estéticos es una opción muy acertada que proporcionará los resultados deseados.

Pero, ¿qué tratamiento elegir? 

A la hora de eliminar la grasa localizada existen dos tratamientos muy destacados que son la liposucción y Coolsculpting. Dos tratamientos muy solicitados pero muy diferentes entre sí. 

¿Cuáles son las diferencias entre Coolsculpting y la liposucción?

 

La liposucción es uno de los tratamientos más comunes de cirugía estética que consiste en realizar varias incisiones en diferentes partes del cuerpo donde se desea eliminar la grasa e insertar una cánula de succión para absorber. Este procedimiento se realiza en un quirófano y bajo anestesia. 

Por el contrario, Coolsculpting trabaja mediante frío controlado. Este frío provoca la muerte celular de los adipocitos que no se vuelven a reproducir en esa zona. El cuerpo procesa estas células congeladas y las elimina de forma natural mediante el sudor y la orina sin necesidad de pasar por un quirófano y evitar así los riesgos que ello conlleva. 

Otra de sus principales diferencias y ventajas es que el tratamiento de Coolsculpting es un tratamiento no  invasivo y que no requiere tiempo de baja ni de recuperación, un gran punto a favor ya que desde el mismo día en que te realices el tratamiento puedes continuar con tu rutina diaria, a diferencia de la liposucción, que necesitarás una larga temporada de baja y parar con tu rutina diaria durante unas semanas. 

Tampoco será necesario llevar una faja durante las semanas posteriores al tratamiento como en el caso de la liposucción.

¿Por qué Coolsculpting es la mejor alternativa a la liposucción?

 

Coolsculpting es la única alternativa a la liposucción sin cirugía aprobada por la FDA  (Food and Drug Administration) y la Comunidad Europea. Dicha alternativa, como hemos comentado antes, no requiere ningún tipo de anestesia, periodo de inactividad o baja laboral. 

Con Coolsculpting se pueden tratar varias zonas del cuerpo gracias a sus diferentes aplicadores que se adaptan a zonas más grandes o más pequeñas. Las zonas que se pueden tratar son el abdomen, las cartucheras, los flancos, la espalda, brazos, cara interna de los muslos, rodillas, banana roll, grasita del sujetador y papada. 

Es un tratamiento muy personalizado ya que cada paciente es único y necesita un número de sesiones diferente. Para ello, la técnico realizará una valoración previa y determinará las zonas con grasa localizada que se deben tratar y el número de sesiones adecuado para eliminar esa grasa. Hay ocasiones en las que con una sola sesión es suficiente para conseguir los resultados deseados. 

Desde la primera sesión ya comienzan a verse los resultados ya que se puede llegar a eliminar hasta un 27% de grasa localizada en cada sesión. 

Otra de sus comodidades es que el paciente podrá aprovechar el tiempo del tratamiento viendo una serie, película, leyendo un libro o incluso teletrabajando, algo que no puedes hacer durante una liposucción ya que el quirófano y la anestesia no lo permiten. 

No todas las personas son aptas para este tratamiento por lo que lo más aconsejable es acudir a una cita de valoración previa para que la técnico pueda realizar un estudio de tu caso. Pero sin duda, si estás buscando alternativas a la liposucción sin cirugía, este es el tratamiento más adecuado y que consigue resultados definitivos. 

 

Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestra web. Si acepta las cookies o sigue navegando por nuestro sitio web, entenderemos que está de acuerdo. Ver nuestra política de privacidad ACEPTAR
Aviso de cookies
Ir arriba